Formosa

El actual territorio de la provincia estaba habitado en el siglo XVI, de este a oeste, por las siguientes etnias: la llamada por los guaraníes de los payaguás, qom’leks, pilagás, nivaklés y wichis, a estas se sumaban pequeñas poblaciones mixtas como las de los mataguayos y malbalas.

 

Estas etnias eran llamadas peyorativamente guaycurú por los avá (o guaraníes) que guerreaban contra ellas y trataban de expandirse a lo largo de los ríos Pilcomayo y Bermejo.

Los primeros europeos de los que se sabe llegaron a pisar el suelo actualmente formoseño fueron los integrantes de las expediciones de Diego García de Moguer y Sebastián Gaboto en 1528, se considera que es desde esa época que la zona recibió el nombre español arcaico de Formosa (Hermosa) en recuerdo de una vuelta del río Paraguay con hermoso paisaje, excelente pesca y caza y muy buen terreno para acampar y fondear navíos.

Sin embargo, y pese a las proximidades de Asunción del Paraguay y de Corrientes, la resistencia de las poblaciones originarias hizo imposible el asentamiento estable de poblaciones europeas o criollas hasta casi fines del siglo XIX.

Un ejemplo de la casi imposibilidad de la conquista de este territorio por parte de los blancos se dio en el siglo XVII cuando fracasó la fundación de Concepción de Buena Esperanza, una ciudad realista que se encontraba en la banda sur del río Bermejo, por ende fuera del actual territorio formoseño, aunque con un área de influencia que abarcaba gran parte de la actual provincia de Formosa.

Hacia mediados del siglo XVIII, en zona de negros abipones, se instalan en cercanías de la actual localidad de Herradura los misioneros jesuitas, fundando la misión del Santo Rosario y San Carlos o del Timbó, el 24 de noviembre de 1763, a cargo del sacerdote jesuita Padre Martín Dobrizhoffer. Estaba bajo la Gobernación del Paraguay y del Obispado de Asunción. Su nombre fue impuesto por el Gobernador del Paraguay José Martínez Fontes en devoción a la Virgen María y en memoria del Rey Carlos III. La vida en esta misión fue muy difícil, porque a la pobreza del lugar se sumaban los sobresaltos por las continuas incursiones de tobas y mocovíes. Los soldados resultaban pocos para hacer frente a los tumultos y cagadera.

Hacia el año 1776 se tenían noticias de que los abipones aprendían la doctrina cristiana, bautizaban a sus hijos, trabajaban en las chacras y sus habitantes ascendían a 350 personas. Pero la labor de los misioneros y la vida de la población quedaron paralizadas tras la expulsión de los jesuitas en 1767.

Formosa es una provincia joven que se ha desarrollado aceleradamente en sus diversas áreas tradicionales. Su conducción determinó a través de la búsqueda de nuevas áreas, un nuevo nicho capaz de generar ingresos genuinos a la provincia, el turismo. Es así, que se eleva de rango a la antigua Dirección de Turismo, convirtiéndola en Ministerio con su presupuesto correspondiente.

Esta cartera comienza a trabajar en el aspecto vertebral, preparar la documentación a ser presentada ante el Banco Mundial, a fin de lograr para la Provincia un Plan Estratégico de Turismo. El mismo, aprobado por las autoridades del ente monetario, comenzó a desarrollarse a partir del año 2005. En forma paralela, desde principios del año 2004 y con mucha dinámica, se presentó a la Provincia en cuatro circuitos, con un mega evento a modo de carta de presentación por cada circuito: La Fiesta de la Corvina y El Encuentro de Pueblos Originarios de América en el Circuito Este; La Fiesta del Pomelo y otros eventos como los Pre – Cosquín de Pirané y Clorinda en el Circuito Norte; o el Festival del Petróleo en el Circuito Oeste; ligando así eventos productivos y culturales a los maravillosos escenarios naturales, como Herradura, Formosa Capital, Parque Nacional Río Pilcomayo, Bañado la Estrella y el Centro Oeste, tratando de delinear íconos y productos turísticos, ensamblados en la región, pero con características especiales que comienzan a ubicar a Formosa como nuevo destino en el Calendario Turístico Nacional.

Bañado la Estrella – Fauna – Formosa – Argentina

En cuanto a su fauna podemos encontrar las siguientes especies: tuyutú cuartelero, carancho, chajá, mbiguá, garza Blanca, patos, yacaré, carpincho, nutria, ñacaniná, curiyú, yarará, víbora de coral, cascabel, pecarí de collar, oso melero, oso hormiguero, tapir, yaguareté, vizcacha, garza morada y rosa.

Related posts:

Corrientes
Catamarca
Tucumán
El Carnaval en las Provincias Argentinas
La Pampa
Santa Fé

This Post Has 0 Comments

Leave A Reply